A Coruña volverá a ser cascarilleira en la Feria de la Cascarilla y el Chocolate

A Coruña volverá a ser cascarilleira en la Feria de la Cascarilla y el Chocolate

La Feria de la Cascarilla y el Chocolate podría ser una realidad en la Ciudad Vieja de A Coruña si el Ayuntamiento acepta la propuesta que próximamente le realizarán los comerciantes, con el objetivo de revitalizar una zona de la ciudad que desfallece durante todo el año y solo se ve llena de público durante los días que dura la Feria Medieval.

Con esta feria los comerciantes del casco viejo coruñés quieren volver a dar impulso a una vieja costumbre coruñesa como es el consumo de cascarilla, tan arraigado antaño que los habitantes de la ciudad son popularmente conocidos como “cascarilleiros”.

Durante mucho tiempo A Coruña fue la capital gallega de la cascarilla, que se vendía en establecimientos que llevaban el mismo nombre del producto atendidos por las cascarilleiras. Los clientes compraban allí la bebida y mojaban en ella el pan que llevaban de casa o de la panadería más próxima.

La cascarilla es una bebida caliente elaborada con agua o leche en la que se cuecen las cáscaras de las almendras tostadas de cacao, que en otro tiempo fueron muy habituales en la ciudad, por cuyo puerto se importaba cacao para las fábricas de chocolate de la ciudad. Hoy sigue haciéndose chocolate en la Coruña, pero ya no se importa almendra de cacao y por lo tanto no se produce cascarilla, aunque en Carballo queda un establecimiento que sí transforma la cáscara de la almendra de cacao que emplean para sus chocolates.

A pesar de que ya no se consume masivamente, en el casco viejo de la ciudad sigue habiendo establecimientos que venden la cascarilla, lo que indica que parte de los coruñeses continúan consumiéndola en sus hogares. Casa Cuenca (C/ Marqués de Pontejos)  y La Fe Coruñesa (C/ Riego de Agua) son dos de los principales proveedores de actualidad.

Comparte...