Dulce éxito para la Festa do Melindre e da Repostaría Tradicional da Terra de Melide

Dulce éxito para la Festa do Melindre e da Repostaría Tradicional da Terra de Melide

Aunque el sol lució solo a ratos, Melide brilló este fin de semana en su fin de semana más dulce. Los melindres, ricos y almendrados fueron los absolutos protagonistas durante dos jornadas donde 12 embajadores, sumados a los pregoneros de este año, los cocineros gemelos Torres, se emplearon a fondo por sumar esfuerzos a la puesta en valor de la tradición repostera de Melide.

La fiesta daba sus primeros pasos el sábado, ya a primera hora de la mañana, con los chefs en el Camino de Santiago recorriendo el tramo que finaliza en la villa coruñesa acompañados por un nutrido grupo de blogueros y la reconocida instagramer “The foodie searcher”. La comitiva visitó los puestos de productos artesanales de la feria situada en los aledaños a la Plaza del Convento, entre el revuelo de autógrafos y fotos con los conocidos hermanos del programa de TVE Torres en la Cocina. Dentro del apretado programa del sábado, se incluía una visita a un obrador tradicional, de obligado cumplimiento en Melide, donde tuvieron la oportunidad de hablar con una de las herederas de la tradición repostera, que ya guardaba celosamente su bisabuela hace más de 100 años.

Para cerrar la mañana, el grupo visitó una explotación ganadera, acompañados en esta ocasión por la Conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez Mejuto, donde los propietarios dieron buena cuenta de la calidad del producto de la zona y el celo con el que se guardan las tradiciones en la zona.

La gran cita del día era el showcooking, que se celebró en la Vinoteca Ribeirao. Un espacio que antaño acogía una ferretería y que hoy en día, tras su rehabilitación, destaca por su decoración y la equilibrada mezcla entre historia y toques contemporáneos. Se agotaron entradas para ver como los chefs Sergio y Javier ponían su “toque Torres” a las recetas basadas en materia prima de la comarca y como no podía ser de otra manera, los productos de la zona. Contaron con la ayuda de Miguel Ángel Liboreiro del Restaurante O Tobo do Lobo, como anfitrión local. Los platos que trabajaron a los fogones fueron: tarta de queso Arzúa-Ulloa, melindres y arándanos; cuajada de foie con almendrados y orujo de hierbas y cocapizza de carbón activo con tomate, lacón y Arzúa-Ulloa.

Amanecía lluvioso el domingo, pero con la tensión de los minutos previos al día grande de la Festa do Melindre e da Repostería Tradicional da Terra de Melide. Un día que prometía mucha afluencia de visitantes y que efectivamente consiguió llenar las calles del casco viejo. Autoridades, anteriores embajadores y alcaldes de la comarca completaron el aforo del acto institucional previo al pregón. Con unos minutos de retraso saludaba Cristina Maró, encargada de conducir el acto, al público congregado para saludar a los nuevos representantes de la edición 2018. Ellos y ellas, personalidades y profesionales de diferentes ámbitos, recibieron una distinción por su trabajo promocionando los melindres, ricos y almendrados, o por su compromiso futuro con estas elaboraciones. Los chefs en su discurso incluso se animaron a agradecer el cariño del pueblo en gallego y destacaron la importancia de los dulces tradicionales para la historia culinaria de la comunidad, y por extensión, de España.

Además de los Hermanos Torres, este año se comprometieron con Melide el actor de la serie Fariña Monti Castiñeiras; la instagramer The Foodie Searcher; el entrenador del Obradoiro CAB Moncho Fernández; el chef Quique Rodríguez, el director de Comunicación y Relaciones Institucionales de El Corte Inglés Galicia Pati Blanco; el director de la Orquesta de Cámara de Galicia Rogelio Groba; el director del CIFP Compostela Ramiro Esparís; la Asociación Deportiva Cerne, el Conselleiro de Cultura; Educación y Ordenación Universitaria Román Rodríguez; la Directora General de Comercio y Consumo Sol María Vázquez; la Gerente de la Fundación Pública Artesanía de Galicia, Elena Fabeiro y el Presidente del Parlamento Gallego, Miguel Ángel Santalices.

Foto grupal

Un cartel de peso para una cita de mucho peso en nuestra agenda gastronómica, que vienen a reforzar el trabajo del ayuntamiento de la villa que viene apostando fuerte por uno de sus señas de identidad más tradicionales como elemento clave de promoción turística.

La entrega de las insignias a los embajadores fue el broche de oro para dos días intensos también animados por música para todas las edades, que ni esta irregular primavera nuestra consiguió empañar. Con un buen sabor de boca, buenos resultados de ventas de las elaboraciones exaltadas y muchas fotos y autógrafos en manos de vecinos y visitantes, Melide puso fin a un sábado y un domingo redondos, como sus melindres.

Comparte...