El Tamarindo, la apuesta por el producto

El Tamarindo, la apuesta por el producto

El Tamarindo de Ourense está de estreno, con su nuevo chef Rodrigo Cougil Vázquez entre fogones. El local acaba de recibir además el premio a “Mellor Taberna Bar de Viños”, concedido por la Denominación de Origen Ribeiro en la 7ª edición de sus Premios D.O. Ribeiro. Todo un empuje para un local que ve con ilusión como, en palabras de su propio chef, “la gente responde y está a gusto con nosotros”.

Rodrigo Cougil tiene una amplia trayectoria en el universo culinario. Ya trabajó en las cocinas de Manso, Kokotza o Culler de Pau, entre otros y ahora se enfrenta al reto del Tamarindo.  Él mismo afirma que se trata de una “oportunidad” y que su apuesta está en la “cocina de producto” para poder ofrecer los frescos de la plaza en las mesas del restaurante.

El cuidado del producto es para él una de sus máximas en la cocina. Y es que considera que es fundamental que “el producto principal sea bueno y fresco, que no esté muy maltratado” cediéndole todo el protagonismo y evitando que se camufle con muchas cosas en el plato.

Cougil reconoce además su predilección por los grelos. Aunque admite que de niño no le gustaban, ahora son un auténtico indispensable en su cocina ya que, con ellos “puedes hacer un montón de platos diferentes: cremas, caldos, aires o espumas, usarlo como guarnición, con hojas salteadas… Se pueden hacer muchas cosas con un manojo de grelos”.

Cuando le preguntamos cuales son los platos estrella del Tamarindo no duda en recomendar la merluza, el atún o la menestra de verduras. Y de cara al verano afirma que, aunque disponen de la carta y el menú, durante el fin de semana intentan aumentar la oferta y llevar al Tamarindo productos del día, como pinto o lubina, entrecot o incluso pasta fresca elaborad in situ. Una apuesta por los productos frescos y la cocina de mercado.

Además el premio a la “Mellor Taberna Bar de Viños”, concedido por la Denominación de Origen Ribeiro en la 7ª edición de sus Premios D.O. Ribeiro ha supuesto un incentivo añadido para el local. Cougil afirma que es un reconocimiento “motivador” para el Tamarindo, que ha permitido que la gente conozca aún más su variada carta de vinos, más allá también de su cafetería. La ubicación y los interiores son, según Cougil, otra de las claves de su valor añadido. Una apuesta distinta para apostar por la gastronomía en Ourense.

Comparte...