La producción de la IGP Patata de Galicia, en camino de ampliarse a todo el territorio

La producción de la IGP Patata de Galicia, en camino de ampliarse a todo el territorio

Pasarán a ser amparadas por la Indicación GeográficaProtegida las variedades de patata Agria y Fina de Carballo, además de la Kennebec

La patata de Galicia avalada con el sello de su Indicación Geográfica Protegida podrá ser producida en cualquier punto del país, si concluye con éxito el procedimiento ya en marcha.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) de 4 de noviembre recoge la decisión favorable de la Consellería do Medio Rural a este respecto, tras petición previa del Consejo Regulador.

El siguiente paso en su tramitación corresponde a la Unión Europea, con la inscripción en el registro comunitario del pliego de condiciones.

Hasta el momento, el sello sólo permitía el cultivo y envasado en cuatro subzonas de producción: Bergantiños (A Coruña); Terra Chá – A Mariña (Lugo); Lemos (Lugo) y A Limia (Ourense).

Por otra parte, las patatas acogidas a la certificación de calidad de la I.G.P. ya no tendrán que ser del tipo Kennebec únicamente, pues también se ampararán las variedades Agria y Fina de Carballo, si el proceso finaliza satisfactoriamente.

Segun recoge el comunicado de la Consellería:

«Independientemente de la variedad de que se trate, las patatas acogidas la esta indicación geográfica tienen una piel de apariencia lisa y fina y se caracterizan por una textura firme al tacto y cremosa al ser cocidas y consistente en boca. Su calidad para el consumo es excelente, destacando por su contenido en materia seca y por mantener sus calidades de color, aroma y sabor después de ser cocinadas».

Patata de Galicia, en datos

Según los datos ofrecidos desde el Consejo Regulador de la IGP Patata de Galicia, el sello facturó en el 2015 un valor de 3,4 millones de euros al comercializar 4,2 toneladas de este producto. Actualmente están inscritos un total de 65 productores y 9 mayoristas, que trabajan un total de 193,15 hectáreas.

Comparte...