La periodista María Mosquera reivindica la faceta como gastrónoma de Emilia Pardo Bazán

La periodista María Mosquera reivindica la faceta como gastrónoma de Emilia Pardo Bazán

Reivindicar la figura de Emilia Pardo Bazán como gastrónoma es el objetivo que se ha propuesto la periodista y redactora de BenBo María Mosquera. La semana que viene trasladará esta inquietud a los participantes en el XIX Congreso Internacional de Literatura Española Contemporánea (Cilec) que la Universidade da Coruña desarrollará en el campus de A Zapateira entre los días 18 y 21 de junio.

María Mosquera destaca en el artículo que leerá en el Cilec el jueves 20, y que lleva por título ‘La cocina española antigua: feminismo entre fogones’, el inmenso esfuerzo que hizo Emilia Pardo Bazán para lograr ser reconocida, tanto como escritora como por sus méritos académicos. Destaca que la condesa de Pardo Bazán costeó ella misma el proyecto editorial de La Biblioteca de la Mujer (1892-1914), para la que ella misma realizó a lo largo de más de veinte años traducciones de libros y publicaciones en los que se trataba sobre la necesidad de la educación femenina y el acceso de las mujeres a los mismos derechos que los hombres.

No obstante, explica Mosquera, frustrada por no alcanzar al público al que se dirigía, Pardo Bazán decidió finalmente renunciar a trabajos tan elaborados para meterse entre fogones e introducir la cocina en La Biblioteca de la Mujer con la idea de que un libro de recetas serviría mejor a sus propósitos atrayendo a más público femenino. Así lo expone irónicamente en el prólogo de La cocina española antigua (1913), en el que reconoce su fracaso.

Pero tampoco esta obra recabaría el éxito deseado. Aún cuando el momento se antojaba propicio, si tenemos en cuenta que el género gastronómico estaba en pleno auge con la obra de otros escritores también gallegos, como Álvaro Cunqueiro o Picadillo. Para colmo, se dio la circunstancia de que fue la propia Emilia Pardo Bazán quien prologó el famosísimo libro de este último, ‘La cocina práctica’ (1905).

“Es injusto que no se la haya reconocido”, señala María Mosquera, quien también hace hincapié en que todavía hoy en día pasa desapercibida la faceta gastronómica de la escritora coruñesa. “No es una obra con tintes tan humorísticos como la de Picadillo, un rasgo que contribuyó a su popularización, pero desde luego ‘La cocina española antigua’ es un libro sumamente interesante y nos permite conocer también el contexto histórico. Por ejemplo, recoge varias recetas de gazpacho y cuenta que, de ser un plato de campesinos, pasó a revalorizarse tras ser elegida por el Rey como sopa fría”.

Pese a no haber conseguido el éxito que esperaba, Emilia Pardo Bazán publicó un segundo volumen gastronómico: La cocina española moderna’ (1914). “¿Quién ha oído hablar de alguno de ellos?”, se pregunta María Mosquera.

Comparte...