Pepe Solla recibió su premio Chef Millesime cocinando para los amigos

Pepe Solla recibió su premio Chef Millesime cocinando para los amigos

Los premios Chef Millesime tienen una característica especial: el homenajeado en lugar de sentarse a disfrutar del banquete que le ofrecen se mete en la cocina a preparar los manjares para sus invitados. Por eso Solla comió en la cocina mientras cerca de un centenar de invitados disfrutaban en la mesa de los platos preparados por Pepe, Xosé Cannas y Marcos Morán. Tres estrellas Michelín, cinco soles Repsol y dos premios Millesime (Marcos Morán fue galardonado en la primera edición) se reunieron en la espléndida cocina de Pepe Vieira Camiño da Serpe para elaborar el menú del acto de entrega del premio Millesime a Pepe Solla, que se convierte en el primer cocinero gallego en lograr este galardón.

El ambiente de fiesta entre los cocineros era evidente antes de empezar la comida, cuando Solla recibió el galardón y los tres cocineros explicaron lo que iban a servir. Marcos Morán bromeó sobre el tamaño de la descomunal cocina del restaurante (“Estamos algo apretados, he tenido que adelgazar un poco”) y con el menú (“Ellos os van a dar unas cositas de estas modernas, pequeñitas, y yo os voy a dar de comer. Fabada!”).

El mismo ambiente seguía después de la comida y lo que debería convertirse en una video-entrevista con los tres cocineros se convirtió en un video de gastro-humor de los tres oficiantes.

Los comensales no derrocharon tanto humor, concentrados en la oferta culinaria. Los aperitivos corrieron a cargo de Xosé Cannas y consistieron en empanadas tradicionales, croquetas de queso azul gallego, pan de congrio y ceviche de jurel sobre una lima.

Para la comida Cannas preparó Tomate caramelizado con crema aireada de queso Tetilla y albahaca, que llevó a los comensales a rebañar los platos con pan y, de postre, Tarta de Santiago semilíquida con nata agria, que bien pudo bautizar como “coulant Rías Baixas Style”.

Marcos Morán inició la comida con Cristales de chopa (sargo) y nabo y la terminó con su Fabada de Prendes, que llevó a algunos comensales a repetir (no vamos a señalar a nadie) y a otros a protestar airadamente por la costumbre habitual de ofrecer un bis de los platos salados pero nunca de los postres. Tampoco identificaremos hoy a los golosos.

En medio, Pepe Solla ofreció su Vieira Green Tallarín y Merluza, espárrago blanco asado y romesco de cacahuete.

En esta quinta edición de los premios Chef Millesime además de Pepe Solla fueron galardonados Ricard Camarena (restaurante Ricard Camarena, Valencia), Fernando Canales (restaurante Etxanobe, Bilbao), Julio Fernández Quintero (restaurante Abantal, Sevilla), José Carlos García (restaurante José Carlos García, Málaga) y Ramón Freixa (restaurante Ramón Freixa, Madrid).

Los galardones se entregan en el marco de una comida organizada por cada uno de los premiados en compañía de otros chefs. La ruta finalizará el dos de junio en Madrid, en una gran fiesta, con un ágape preparado  por los premiados y que contará con Cruzcampo Gran Reserva como patrocinador principal.

Comparte...