Aniversario Taste Lab

Taste Lab: el tercer aniversario de la empresa capaz de saber lo que nos gusta

Taste Lab, empresa pionera en tecnología y análisis sensorial, celebró este viernes su tercer aniversario. Esta spin off de la Universidad de Santiago de Compostela presentó su nueva tecnología, galardonada con el Premio Pascual Start Up, y aprovechó también para inaugurar sus instalaciones lucenses en una jornada que giró precisamente en torno a los sentidos.

Taste Lab es una empresa que trabaja en el campo del análisis señorial y que conecta, buena parte de su trabajo con la industria agroalimentaria. Su función es servir de nexo de unión entre la industria y el consumidor final, facilitando que las empresas conozcan más y mejor los gustos de sus clientes.

El 80% de los productos que se lanzan al mercado fracasan. En esta premisa se basa Taste Lab, que pretende conocer los gustos de los consumidores reales y trabajar sobre ellos para entender por qué unos productos gustan y otros no.

Taste Lab se fundó hace más de 3 años por 3 doctoras especialistas en el sector farmacéutico y alimentario y 1 científica especialista en análisis de datos. La idea es que con la colaboración de los departamentos de Química Analítica, Nutrición y Bormatología y el departamento de Estadística e Investigación Operativa, de la USC se consiga ayudar a las empresas a tomar decisiones para ser capaces de conocer los gustos del consumidor ayudándolas a anticiparse y responder a sus demandas.

Su metodología de trabajo consiste en un doble panel: el de consumidores (que prueban y valoran un determinado producto) y el de catadores entrenados, que caracterizan sensorialmente los productos. De esta manera, Taste Lab obtiene una visión subjetiva (la de los consumidores) y otra objetiva (la de los catadores expertos) que se combinan para saber si un producto gusta (el criterio del consumidor) y por qué lo hace (las valoraciones y parámetros de los expertos). Este sistema les proporciona a las empresas que eligen sus servicios las claves de mejora y las valoraciones de sus productos.

Con esta metodología, la empresa ha desarrollado un software propio, que presentó este viernes en su aniversario, llamado SENSEBIT, y que permite automatizar toda la información, ofreciéndoles los datos de comparativa y análisis de manera instantánea a sus clientes.  Esta tecnología fue merecedora del premio Pascual Start Up, lo que significó, como afirman desde la empresa, un importante reconocimiento y un empuje para seguir trabajando en lo que pretende ser el futuro del sector agroalimentario. Además, este premio permite dar a conocer la empresa, relanzándola “a nivel España”.

En su tercer aniversario procedieron también a inaugurar sus instalaciones lucenses, ya que, aunque llevaban un tiempo en ellas, todavía no se había inaugurado de manera oficial. Por lo que este viernes, en un acto celebrado por la mañana, mostraron su tecnología e incluso enseñaron el funcionamiento de un panel de catadores a todos los asistentes a celebrar los tres años de Taste Lab.

 

Comparte...