Comienza la vendimia 2016 en Galicia, en la D.O. Ribeira Sacra y en Godeval, de Valdeorras

Comienza la vendimia 2016 en Galicia, en la D.O. Ribeira Sacra y en Godeval, de Valdeorras

Las bodegas de la D.O. Ribeira Sacra y Godeval, en Valdeorras, empiezan sus trabajos en la vendimia 2016

La vendimia 2016 ya ha comenzado en Galicia. El 9 de septiembre se ponía en marcha la recogida en la Ribeira Sacra, concretamente en Dominio do Bibei, en Manzaneda (Ourense), perteneciente a la subzona de Quiroga-Bibei. Después se le sumaron Jorge Feijoo González, en A Teixeira; y Adega dos Taboada, en Castro Caldelas, ambas de la subzona de Ribeiras do Sil.

El presidente del Consello Regulador de la D.O. Ribeira Sacra, José Manuel Rodríguez González, y las bodegas de mayor volumen han manifestado su acuerdo de primar la entrada de uva de calidad y mantener la estabilidad en los precios respecto campañas anteriores. Esas bodegas son: Bodegas de Rectoral de Amandi S.A.U., Adegas Moure S.A., Bodegas de Santa María de Nogueira S.L., Adegas e Viñedos Via Romana S.L., Adega Ponte da Boga S.L., Regina Viarum S.L. y Val de Quiroga.

En Valdeorras, Godeval comenzó la vendimia el 12 de septiembre con un ligero retraso respecto a las fechas de la añada 2015. Los trabajos empezaron en la finca Portela, en el concello de Vilamartín, y en los próximos días se irá ampliando al resto de sus parcelas.

Al igual que en las otras denominaciones esperan una campaña complicada derivada de las condiciones meteorológicas previas. Según apuntan desde Godeval:» Las uvas que ahora se recogen se han desarrollado con una primavera muy lluviosa lo que incrementó el riesgo de mildiu. Además, a esto se unió que el  periodo de floración estuvo marcado por el frío y la lluvia por lo que se alargó el tiempo de fecundación y cuajado de racimos. A continuación, las olas de calor con altas temperaturas estresaron las plantas por sequía y exceso de calor. El verano también trajo consigo tormentas con afectación por pedrisco».

Pero, a pesar de todo, desde Godeval creen que van a conseguir una vendimia «normal» en cantidad y de calidad excelente, gracias a que «la uva está sana y madura, el rendimiento en mosto va a ser muy bajo porque los granos de uva son pequeños y tienen poca proporción de pulpa y jugo».

Como comparativa ponen que, en la del pasado año, vendimiaron 127.000 kilos, una producción baja pero de buena calidad.

Comparte...