¿CENTOLLA O CENTOLLO?

¿CENTOLLA O CENTOLLO?

La temporada de capturas del centollo en las costas de Pontevedra y A Coruña se inició con la llegada del mes de noviembre (en Lugo esperarán por diciembre) y ya tenemos un montón de los mejores centollos del mundo a nuestra disposición.

En la primera mitad de noviembre se descargaron en las lonjas gallegas cerca de 50.000 kilos de este preciado marisco, con un precio medio en lonja que no llega a los seis euros por kilo, por lo que en la plaza de abastos lo vamos a encontrar entre cinco y 20 euros, aproximadamente, y en los restaurantes a precio superior porque no solo hay que pagar la materia prima, sino también la preparación y el servicio.

A la pregunta que hacemos en el título la mayor parte de los interesados en este marisco contestan unánimemente que centollas. De la misma manera que optan por las hembras en el caso de las nécoras. Pero una pequeña parte de la población se inclina casi siempre por los machos: los marineros que capturan este marisco.

Según los marineros, el sabor de los machos es mejor que el de las hembras, y la preferencia general por la segundas es porque acostumbran a estar más llenas que los primeros. Pero no siempre es así, ya que según cuentan los marineros, al inicio de la temporada las hembras no están tan llenas como más adelante, ya que acaban de desovar, proceso en el que, al parecer, pierden parte de sus carnes.

¿Y qué piensan los cocineros?

Rafael Triñanes, del restaurante O Centolo (O Grove) se inclina por la calidad y el sabor de los machos. “Son más sabrosos que las hembras, aunque el público prefiere estas por que llevan corales y tienen mejores formas”. El cocinero alaba especialmente el sabor de la carne de las pinzas de los machos.

Por su parte, Manuel Balseiro, el popular Nito propietario del restaurante de su mismo nombre situado en la playa de Area (Viveiro, Lugo) también se inclina por los machos “y que superen los dos kilos de peso”, indica.

Para NitoLa carne del macho es más fina y sabrosa, especialmente cuando se come en su mejor temporada, que en la costa de Lugo son los meses de febrero, marzo y abril”.

Comparte...