Chaolas, el dulce típico del Carnaval en Cariño

Chaolas, el dulce típico del Carnaval en Cariño

Foto: Chaola de cariño (cocinaconcarino.blogspot.com)

En la villa coruñesa de Cariño el Carnaval no se celebra con orellas de frade sino con un dulce propio de la villa: las “chaolas”, hechas con una receta que se transmite de madres a hijas desde hace generaciones.

Las chaolas de Cariño se preparan de la misma manera que las orejas, con la única diferencia de que en Cariño llevan leche, además de los huevos, harina, sal, anís y levadura, que preferentemente debe ser de la empleada para el pan. Si los huevos que se emplean son de granja, hay quien añade un poco de colorante alimentario, que no es preciso cuando se emplean huevos caseros.

La particularidad de las chaolas es que se estiran exclusivamente con las manos. No puede emplearse rodillo ni botellas ni otro utensilio semejante ya que, según nos indican en Cariño, la masa aplastada por el rollo no crece ni si esponja tanto como cuando se estira únicamente con las manos.

Tradicionalmente, la preparación de las chaolas era una labor colectiva, para lo cual se juntaba toda la familia, hasta los niños de la casa, a los que se mantenían entretenidos con un poco de la masa, con la que los chavales moldeaban muñecos, roscas, etc.

Las chaolas se fríen en aceite de oliva y al salir de la sartén les echa por encima azúcar; se colocan de inmediato en una fuente, o mejor en una cesta, y se cubren con un paño limpio, para que se mantengan en condiciones óptimas.

La receta y forma de elaboración puede encontrarse, detallada, en el blog La Gamela Cocina con Cariño, que amablemente nos cedió la fotografía que ilustra este post.

Comparte...