Galicia mola

Galicia mola

“Esto sí es una ciclogénesis explosiva” escribían desde Garum Bistró ante la avalancha de premios conseguidos por la gastronomía gallega en estos días, mientras desde Madrid Fusión Pepe Solla acuñaba el eslogan #galiciamola.

Comenzó el temporal con la publicación de las diez recetas del año 2012 por parte de Vino y Gastronomía, incluyendo en la lista una de Javier Olleros, del restaurante Culler de Pau.

Después se fallaban los premios de gastronomía de Lalín y destacaban en los mismos el restaurante Abastos 2.0 y el Grupo Nove. Es toda una novedad que los premios de Lalín reconozcan el trabajo de la cocina innovadora gallega, ya que siempre estuvieron orientados a la cocina tradicional y de hecho son concedidos por el ayuntamiento en colaboración con la asociación Amigos de la Cocina Gallega, integrada por restaurantes y cocineros tradicionales. Junto a las distinciones a Abastos y Grupo Nove también fueron galardonados la primera firma de conservas vegetales que se creó en Galicia, A Rosaleira, un restaurante gallego de Madrid y tres cocineras y un cocinero tradicionales por la labor de toda una vida.

Terminó el temporal con la concesión a Iago Castrillón del premio Cocinero Revelación (¿o Restaurante Revelación? de las dos maneras aparece en la página oficial) en el marco de Madrid Fusión y el Álvaro Cunqueiro de periodismo gastronómico a BenBo.

Lo dicho, Galicia mola.

Comparte...