Langostas y bogavantes vuelven por Navidad. ¿De dónde vendrán?

Langostas y bogavantes vuelven por Navidad. ¿De dónde vendrán?

Por Miguel Vila

Me cuenta un comerciante de Compostela que tuvo un encargo de langosta para Navidad, que no es broma tal como andan los tiempos. Pregunto de donde la traen y dice que la pidió a la lonja donde se subastó a más de 100 euros el kilo. ¿Me tomaba el pelo o se lo habían tomado a él?.

Al mismo tiempo, llevo algunos días escuchando hablar de bogavantes gallegos a menos de 40 euros el kilo en la tienda y no salgo de mi asombro.

La realidad es que tanto langosta como bogavante están en veda en Galicia desde el 28 de septiembre. Podría haber alguien que los guardara en una cetarea para sacarlos al mercado en estas fechas de Navidad con mejores precios, pero para ser eso cierto deberían cumplirse dos condiciones: que hubiese marisco y que ahora se pagase más que hace tres meses. Aparte, pobres langostas y bogavantes después de tres meses en la cetarea sin comer. Y sobre todo pobres los compradores, que llevarían más cáscaras que carne.

Para guardar langosta gallega para Navidad es necesario previamente tener esas langostas. Según la estadística oficial, desde el 1 de enero hasta el 24 de diciembre de 2012 pasaron por las lonjas gallegas 600,75 kilos de langosta. ¿Aun piensa alguien que queda algo para guardar tres meses después?.

Por lo que respeta al bogavante, las mismas estadísticas dicen que este año se descargaron en lonja 4.772,41 kilos, con un precio medio en lonja de 20,57 euros kilo. Ni creo que haya bogavantes para guardar ni mucho menos para, tres meses después, venderlos a menos de 40 euros kilo en la tienda.

La conclusión es clara: el nombre de Galicia vende y hay muchos que no tienen el menor problema en usarlo indebidamente.

Comparte...