¿Nos bebemos unos percebes o nos comemos una queimada?

¿Nos bebemos unos percebes o nos comemos una queimada?

El regreso al mercado de la cerveza de pimientos de Padrón de Estrella Galicia nos ha vuelto a traer a la cabeza varios productos que, enarbolando la bandera de estar elaborados con ingredientes de lo más ‘enxebre’, se han sumado estos últimos años al universo de las delicatessen sin dejar a nadie indiferente. Porque si la clave del éxito radica en experimentar, innovar, marcar la diferencia y, sobre todo, sorprender, no cabe duda de que la siguiente selección gastro lo ha conseguido. ¿O no?

Cervezas de pimientos, calabaza o ¡percebes!

A principios de este mes de agosto, Estrella Galicia volvía a acaparar protagonismo en lo que a productos ‘exóticos’ se refiere relanzando  su cerveza de pimientos de Padrón. Lo hacía animada por el éxito obtenido con la producción inaugural del año pasado. La clave, explicaron los maestros cerveceros de Hijos de Rivera, es el toque picante. También el hecho de poder “probar una cerveza que arriesga con ingredientes de fuerte personalidad”. En 2017 estos ingredientes fueron los pimientos de Padrón y la calabaza (que, sumada a la vainilla, aportaba el punto dulce orientado al Samaín o Halloween gallego) y este 2018 lo ‘petaron’ con la cerveza ¡de percebe!, experimentando con el gusto a sal. “Nos queda una amplia gama de sabores por experimentar”, advierten. ¿Cuál será la próxima cerveza? Se admiten apuestas.

Cerveza de pimientos de Padrón de Estrella Galicia

Tragos de agua de mar

En el país de los mil ríos y los 1.500 kilómetros ampliamos el liderazgo en aguas minerales a las bebidas elaboradas con agua de mar. El abanico es amplio y abarca desde la ginebra Bravú de Montebello Partners hasta la tónica Bágoas do Mar de Carbónicas Landeira o la bebida isotónica Refix (ojo, que sus creadores dicen que es el remedio definitivo para la resaca). Lo curioso del caso es que todas utilizan agua de la Costa da Morte y no otra. Los entendidos afirman que, además de ser muy rica en yodo y sales minerales, es ideal para coctelería porque potencia el destilado de las bebidas alcohólicas.

Ginebra Bravú, macerada con agua de mar de Costa da Morte

‘Yogur’ de licor café

Pocos –por no decir ninguno- fueron los gallegos capaces de substraerse al influjo de la  sobremesa licor café de Larsa. La reminisciencia, aunque sin alcohol, de un brabaje tan ‘enxebre’ y típico tópico en cualquier fiesta que se precie no tardó en hacerse viral, eclipsó a las otras tres variedades que la láctea gallega también presentó en sociedad en 2016 y agotó existencias. Apelar al sentimiento autóctono era, en todo caso, la idea y a Larsa le salió bien, a pesar de que expertos sumilleres dictaminasen que este postre lácteo –que no yogur- sabe realmente más a tofe que a licor café.

Larsa presenta su sobremesa sabor licor café

Gelatina de queimada

Suena raro pero lo cierto es que seguimos comiendo bebidas, aunque lo que más nos choca ya no es ni esto, ni que se ensalce el que es el licor gallego por excelencia ni tampoco que se convierta en gelatina, sino que este proceso lo desarrolle una empresa andaluza. La Molienda Verde, ubicada en la Serranía de Ronda (Málaga), comercializa el producto bajo la marca Conxuro da queimada (tal cual, en gallego). ¿Los ingredientes? Los clásicos, por supuesto: orujo, café, azúcar, limón (y naranja).

Gelatina Conxuro da Queimada, de la empresa malagueña La Molienda

Mermelada de grelos

Las confituras vegetales son tendencia y dicen que van estupendas para hacer tostas. Entre las variedades disponibles se encuentran, por ejemplo, las mermeladas de tomate, pimiento, calabacín o ¡grelos!, nuestras hojas verdes de pura cepa. Las comercializan, entre otras pequeñas empresas artesanales, la oleirense As Camposeiras.

Mermeladas vegetales de As Camposeiras

Choricitos con ortigas

¿Y qué pasa si, además, de aprovechar producto autóctono, nos fijamos en alguno que no sea muy usual en nuestra cocina pero abundante en nuestro entorno? Dado que trabajan con ortigas, quizás sea lo que se han planteado los responsables de Casa da Avoa, una joven empresa de Serra de Outes. La presentan enlatada como ingrediente de sus choriciños con ortigas en aceite de oliva. Además de un sabor picante, la planta aporta a la mesa sus propiedades terapéuticas.

Chorizos con ortigas en aceite de olivas, una de las propuestas de A casa da avoa

Y hasta aquí ha llegado nuestra selección. ¿Has probado alguno de estos productos gourmet? ¿Cuál te ha sorprendido más? ¿Nos ayudas a completar la lista?

Comparte...