O Tío Benito: fogones con 42 años de historia

O Tío Benito: fogones con 42 años de historia

Alicia Conchas Rebollido/ María Mosquera Leal

Irene, siempre con una sonrisa, suele recibir en la puerta a los clientes que el fin de semana se acumulan en la barra pidiendo mesa. Así hasta llegar a cerca de 200 comensales que pasan por O Tío Benito entre el sábado y el domingo. La constancia, la pasión por el trabajo bien hecho y los productos de calidad han sido las claves del éxito que le ha otorgado a este restaurante la mejor de las recompensas: una fidelidad que traspasa generaciones y estar referenciados en la Guía Repsol como establecimiento recomendado.

En Ribadumia, en pleno corazón de la comarca del Salnés y donde el vino de Barrantes corre a raudales, O Tío Benito abría sus puertas en marzo de 1974. Durante este mes una copita de champán al final de la comida recuerda a todos los clientes que están celebrando cuarenta dos años entre fogones. Su bandera, cocina casera gallega con un toque especial que Camilo Lojo, hoy jubilado, y su compañera de aventuras Saladina, han sabido trasladar a su hija mayor Irene, ahora gerente del restaurante.

O Tío Benito

O Tío Benito tiene una carta fija, pero en ella se van incluyendo platos diferentes a diario para que los comensales habituales se encuentren con un menú variado que funciona. Comida gallega como carne ó caldeiro, callos, choquitos en su tinta, pulpo con cachelos, una estupenda empanada o pescados de primera calidad como ralla, merluza o rodaballo cocinados al estilo tradicional. Y los postres no se quedan atrás; destacan las cañitas de cremas caseras o mousse de mascarpone con fresas para comenzar una magnífica sobremesa.

Una deliciosa experiencia que merece la pena y asequible para todos los bolsillos.

¿Dónde? Avenida Bouza Martin, 4, Ribadumia, Pontevedra

Comparte...