Ronsel do Sil, vino y arquitectura

Ronsel do Sil, vino y arquitectura

Conocimos en Xantar a María José Yravedra Soriano, que nos la presenta Mercedes González, presidenta de la Asociación de Sumilleres Gallaecia. María José es una arquitecta madrileña que asegura haber ahorrado durante treinta años para cumplir un sueño: montar una bodega en la Ribeira Sacra. También es master en Viticultura y Enología.

Esta arquitecta no habla de estructuras, de formas o de espacios, sino de castas tradicionales, de su recuperación, de cepas viejas, de socalcos, de vino. Le viene de casta, ya que es hija de Gabriel Yravedra, presidente honorario de la Organización Mundial del Vino en reconocimiento a una vida dedicada al mismo desde el Ministerio de Agricultura.

De la pasión por el vino de María José nace la bodega Ronsel do Sil y en la misma dos vinos que llaman la atención.

Bajo la marca “”Ourive” la bodega comercializa un vino escasísimo. Tanto que la web indica que la producción es de 800 botellas, aunque la bodeguera me habló de 2.000. Escaso, sea cuál sea la cifra. Se trata de un monovarietal godello, elaborado con uvas procedentes de cepas con más de 80 años, situadas en Soutipedre a 550 metros de altitud y con orientación norte. El resultado es un vino muy destacado y exclusivo por 17,50 euros (precio de tienda online).

La bodega ofrece buenos mencías y un vino para interesados en las rarezas: “Alpendre”. Un monovarietal merenzao con una capa nunca vista en los tintos gallegos, ya que casi parece un clarete. En nariz y boca recuerda a ciertos vinos franceses (Jura) o mediterráneos.

Comparte...