Vinos de la bodega El Paraguas con algas de Mar de Ardora

Tierra y mar se dieron la mano en Ferrolterra

Los vinos de El Paraguas, las algas de Mar de Ardora y los cocineros del Grupo Nove se dieron cita para poner en común el mar y la mesa.

Bernardo Manteiga (Enofílicos)

El restaurante ferrolano A Gabeira, regentado por Miguel Campos, presidente del Grupo Nove, acogió una jornada de exaltación atlántica donde se pudieron degustar vinos de la bodega El Paraguas en armonía con cinco platos elaborados a partir de diferentes algas seleccionadas por Mar de Ardora.

Marcial Pita y Felicísimo Pereira, las dos caras de bodegas El Paraguas, acompañaron los platos con una cata vertical de todas las añadas de su vino El Paraguas Atlántico, lo que permitió constatar el potencial de guarda y la magnífica evolución que están teniendo las añadas más antiguas como 2011 o 2012 de este vino. Armonizando el último plato, sirvieron “Fai un Sol de Carallo”, un vino elaborado a partir de una selección de las mejores uvas de la bodega a las que se añade un pequeño porcentaje de uvas con botritis noble. Un auténtico vinazo, mágico, diferente, con una larga vida por delante para mejorar unas sensaciones que ya hoy, con pocos meses de botella emocionan.

Al tiempo Sergio Baamonde y Alberto Sánchez, las dos caras de Mar de Ardora, presentaban las diferentes variedades de algas con las que trabajan. Algas que son capaces de aportar por si solas una dimensión nueva a la cocina gracias sus diferentes texturas, colores y sabores, desde el crujiente dulce de la marrón Wakame a la intensidad salina del verde Codium, pasando por la exquisitez terrosa del alga trufa. Un potencial terrible que no requiere de complicadas elaboraciones para poder ser disfrutadas, por ejemplo un sencillo revuelto de Codium o alga percebe, nombre que hace clara referencia a su intenso sabor, constituye un delicioso plato que podemos hacer en nuestra casa en menos de cinco minutos.

En esta ocasión, los platos corrieron a cargo de tres cocineros de Grupo Nove: Javier Olleros de Culler de Pau, Juan Crujeiras de A Estación de Cambre y Miguel Campos de A Gabeira, anfitrión de la jornada.

Javier Olleros sorprendió con dos elaboraciones: una ensalada mariñeira de algas, textura crujiente y salinidad que armonizaban perfectamente con la juventud y frescura de El Paraguas Atlántico 2014 y una crema crujiente de algas, sabor menos directo aunque más intenso que acompañaba perfectamente la amplitud de la añada 2012.

Juan Crujeiras presentó unas zamburiñas con emulsión de codium que competían en protagonismo con la añada 2011 del Paraguas Atlántico, la suavidad de la zamburiña con la cremosidad de una añada 2011 que está teniendo una evolución fantástica en botella, apuntando deliciosas notas de hidrocarburo propias de los mejores riesling alemanes.

Por último, Miguel Campos propuso una intensa cigala con trufa de mar en armonía con la añada 2013 de El Paraguas y un bombón de patata de San Jorge, percebe y wakame, un plato que siguiendo la línea de la cremosidad armonizaba perfectamente con la estrella de la noche, la espectacular añada 2013 de Fai un Sol de Carallo.

En resumen, una emocionante jornada de exaltación atlántica y maridaje entre terroir y “marroir” que puso en valor el alto nivel de nuestra cocina, el potencial de nuestros vinos y la versatilidad y calidad de un producto como las algas que hablan de nuestras rías tan bien como lo puede hacer el mejor marisco.

Comparte...