ZAMBURIÑAS Y VOLANDEIRAS

ZAMBURIÑAS Y VOLANDEIRAS

Zamburiñas por aquí, zamburiñas por allá. Las cartas de bares y restaurantes están llenas de zamburiñas, pero en sus cámaras solo hay volandeiras.

Y es que la zamburiña es un bien escaso, tan escaso como que desde enero de 2012 hasta hoy en las lonjas gallegas solo se comercializaron 260 kilos de este marisco, frente a 263.210 de volandeira. Mil veces más volandeira que zamburiña!.

No es menos cierto que entre esas volandeiras alguna zamburiña se habrá colado, como las que el sábado pasado había en la plaza de abastos de Santiago (vi tres entre muchas volandeiras), pero tan pocas que no merece la pena separarlas, aunque su precio medio en lonja fuese superior al de las volandeiras: 2,60 euros frente a 1,90 euros.

Como se aprecia en la foto, son fáciles de distinguir. Las zamburiñas son de un color más oscuro, con frecuencia con tonos violáceos, mientras las volandeiras, más claras, son de un color castaño claro y hasta dorado.

Por otra parte, las zamburiñas son más largas que anchas, mientras que las volandeiras tienden a lo contrario.

Finalmente, como se puede apreciar en la fotografía, la “lengua” de la zamburiña es prácticamente blanca, mientras que la de la volandeira es de un intenso color rojo.

Convenzámonos. La mayoría nunca probamos las zamburiñas. Pero las volandeiras siguen estando muy ricas.

Comparte...