OIGA, QUE RICO ES EL OTOÑO ¿NO?

OIGA, QUE RICO ES EL OTOÑO ¿NO?

Mientras Adán esperaba pacientemente la caída de las hojas que cubrían a Eva, fundamentalmente porque tenía hambre y aquellas hojas parecían jugosas, no sean mal…

Comparte...