Nunca olvidaremos Casa Marcelo

Nunca olvidaremos Casa Marcelo

Por Miguel Vila

Por más que lo intento no soy capaz de recordar cuándo y cómo conocí a  Marcelo, pero no se me olvida la primera vez que me senté a la mesa en su restaurante. Mi mujer se encarga de recordármelo cada vez que hablamos de él.

“A ver cuando le dices que me haga el tomate kinder” dice ella, que aquella noche se enamoró de esa receta… ¡Aunque no le gustan los tomates!. Yo, de toda la cocina marceliana, me quedó con la merluza de Celeiro con pilpil de limón y caldo de pimientos. Creo que se tardarán muchos años en montar un plato de merluza tan completo y complejo, a pesar de su sencillez.

Ahora Marcelo Tejedor anuncia que Casa Marcelo cierra sus puertas definitivamente, aunque el cocinero volverá a abrirlas con nuevo nombre y nuevo estilo. Hace años que el chef me confió uno de sus muchos sueños para Compostela: montar una hamburguesería, pero de las buenas, donde primase la calidad. No va a ser, al parecer, la vía del nuevo establecimiento que abra sus puertas en Hortas 1.

Sobre lo que nos va a llegar poco sabemos. Que será un establecimiento radicalmente opuesto a la actual Casa Marcelo, que no habrá menú único, que los precios van a bajar y que Marcelo quiere sorprender, una vez más, aunque anuncie su muerte y resurrección sin, según sus propias palabras, tener definido al cien por ciento su nuevo modelo.

Si en la carta habrá hamburguesas, merluza de Celeiro o atún rojo lo sabremos a partir de finales de febrero. Sea lo que sea, seguro que será delicioso.

Pero nunca podremos olvidar Casa Marcelo.

Comparte...