El restaurante Paprica, de Lugo, estrena su nuevo formato de   carta 2016

El restaurante Paprica, de Lugo, estrena su nuevo formato de carta 2016

Patricia Fernández. Ciertas temporalidades marcan el principio y el fin  de cada etapa, de cada estación y hasta de los alimentos que nos encontramos en la cocina. La adaptación a todos esos ciclos es algo que el chef Álvaro Villasante, propietario del restaurante Paprica y miembro del Grupo Nove, ha debido de tener muy en cuenta, demostrando, una vez más, su constante afán innovador y su vocación creativa en la cocina.

Este nuevo formato de carta está perfectamente ensamblado a la temporalidad de los productos que contiene. Sus platos son nítidos en sabor, variados en ingredientes pero de una sencillez final muy agradable.

Algunos de ellos son el Yogurt de mariscos, al que le añade fresas y un mejillón, que potencia la salinidad del plato. Un tartar de vaca vieja gallega  de 8 años con airbags rellenos de mostaza espumosa, de muy acertado contraste.

La Pescada do pincho, es una de las protagonistas de la carta y protagoniza los dos siguientes platos, el primero: Alcachofa, pescada do pincho y tomate, en la que la merluza se cura dos días en sal y tres en aceite; y Pescada do pincho con caldo de grelos escurrido. Toda la guarnición de este plato es ecológica y se acompaña además, con una sopa espumosa de habas.

El plato de carne viene presidido por un conejo confitado en tomillo, chipirón y vermú. Un auténtico mar y montaña en el que destaca también el caramelizado de la salsa que lo acompaña.

En la sobremesa  tuvimos la oportunidad de probar un queso Cebreiro curado, que fue el preludio del bocado dulce, una milhoja suave con finísimas hojas de hojaldre y una crema que destaca por su ligereza.

Nuevo formato, nuevos platos y nuevas conjugaciones gastronómicas que hacen que el panorama culinario del centro de Lugo lata con efervescencia .

Nuevas propuestas para disfrutar…

Comparte...