El nuevo Mercado StreetFood ahora es aún más divertido y canalla

El nuevo Mercado StreetFood ahora es aún más divertido y canalla

Patricia Fernández

Desde su apertura en noviembre del 2014, el Mercado StreetFood se ha ido haciendo un hueco importante en la ciudad de Lugo y ha sido, y es, una de las paradas fijas para comer, tapear o tomar unas cañas mientras se disfruta de un concierto o de una buena sesión de DJ. Pero, lejos de estancarse, el restaurante más callejero y punky de la ciudad amurallada ha dado un nuevo giro de tuerca ampliando el local, añadiendo al espacio ya existente, el establecimiento aledaño. Con esta ampliación han conseguido principalmente, más espacio para trabajar mejor, además de ampliar la barra, que ahora tiene forma de L, el comedor de la planta superior, y sobre todo la cocina, que les ha venido como anillo al dedo para apoyar su nueva línea culinaria. Esta consiste en llevar a cabo unas propuestas más gastronómicas pero sin dejar de ser fieles a su estilo, ese que nos ha enamorado a todos. Platos divertidos, sorprendentes y cargados de sabor. Sin olvidarnos de su inseparable horno Josper, que le aporta ese inconfundible y potente aroma a brasa. Una cocina que atesora técnicas culinarias foráneas con los mejores productos del mercado lucense, lo que da como resultado esa cierta fusión sápida que, sin duda, ha enganchado a todos.

En este nuevo Mercado StreetFood se disfruta de mucha más luminosidad, de una planta baja perfecta para comer en grupo, de una terraza más amplia y de una decoración divertida y actual. Estamos ante un local que ha ganado mucho en personalidad. Los conciertos y las sesiones vermut se consolidan, y nuevas costumbres han venido también para quedarse, como las “meriendas de baos” (pan japonés) a media mañana y a media tarde. Ahora ha llegado también una novedad importante: el menú del día. Este está confeccionado con un primero, un segundo,  un postre y una bebida, emplatados en bandeja. A mayores no podemos olvidarnos de su atractiva carta que cambia cada mes y nos ofrece propuestas tan atractivas como estas: Saam de pluma ibérica, cogollos, chiles y requesón con curry y avellanas; Tataky de lomo bajo de vaca vieja, pan especiado a la brasa, coliflor, berza y sambal indonesio; Ramen (caldo de jamón, panceta a la brasa, cebolleta china, huevo curado en soja, noodles); Lasaña crujiente de wonton, rendang de carrilleras de ibérico, tomate escabechado, bechamel de cacahuete y albahaca; Ceviche de palometa negra, mango y pappadums; sin olvidarnos de una hamburguesa, como la de vaca e ibérico, verduras a la brasa, kétchup picante, mostaza antigua, P.X. y raclette; o una pizza, como la de setas de temporada, jamón ibérico y parmigiano reggiano. Como postres podemos encontrarnos propuestas tan apetecibles como el Gofre a la brasa, con helado de tarta de almendra, crispy de almendras y yema dulce; o las Milhojas de frutas de temporada confitadas, crema de lima y chocolate.

Irresistible, ¿no creéis?

Comparte...