Araceli Fernández, de Bodegas Godeval en la D.O. Valdeorras: “Estamos en un punto crítico en el que otras zonas pueden llegar a apropiarse de nuestra variedad godello”

Araceli Fernández, de Bodegas Godeval en la D.O. Valdeorras: “Estamos en un punto crítico en el que otras zonas pueden llegar a apropiarse de nuestra variedad godello”

Las Bodegas Godeval , de las más destacadas en la elaboración de vino de la D.O. Valdeorras, han vivido unas últimas semanas bastante ajetreadas con  la presentación de los primeros resultados de los estudios sobre la uva godello, que han impulsado con la Estación Enológica de Galicia, o con el premio Picadillo del Fórum Gastronómico de A Coruña que a, título póstumo, recibió Horacio Fernández Presa, su fundador.

En Benbo hablamos con Araceli Fernández, gerente de Godeval.

Comencemos por lo más inmediato. Llegó la primavera… ¿Qué tal están las viñas tras un invierno con mucha lluvia, como los de antes? ¿Es muy pronto para hablar de expectativas?

Un invierno con abundancia de lluvias, siempre es bueno porque implica un aumento en las reservas hídricas del suelo, pero es demasiado pronto para poder prever la influencia en la futura añada 2014.

El Premio Picadillo a Horacio Fernández Presa debió ser recibido con mucha emoción…

Sí, por supuesto. Son emociones encontradas, por una parte te alegras y agradeces el reconocimiento a un trabajo, y que lo recuerden,  y por otra parte genera una nostalgia por un ser querido que ya no se encuentra entre nosotros. Aunque siempre el recordar implica el que siga con nosotros de una manera u otra.

Recientemente habéis presentado los primeros resultados del proyecto de criomaceración de la uva godello. ¿Cómo surgió la iniciativa?

Godeval desde sus inicios siempre ha estado unida a proyectos implicados en la búsqueda de la mayor expresividad de la variedad godello. Su fundación estuvo ya basada, en un proyecto tan innovador en su época, como fue el Proyecto REVIVAL (Restructuración de Viñedos Valdeorras), el cual implicaba el estudio para la definición de los medios de producción, tanto técnicos como humanos, con el fin de obtener una viticultura de calidad y rentable económicamente, basada en la variedad godello.

Este nuevo proyecto de criomaceración, surge bajo esos mismos principios: ¿Cómo podemos obtener más de la variedad godello sin ocultar sus cualidades innatas? Y en eso estamos, buscando las condiciones óptimas de este tipo de técnica, para obtener lo mejor de sus aromas primarios que son los que marcan y definen la variedad.

¿Habéis contado con apoyos en el mismo?

Estamos en colaboración con el EVEGA que nos aporta apoyo en la investigación y en los medios analíticos para encontrar los parámetros adecuados que nos lleven a obtener un resultado final satisfactorio.

¿Va a seguir adelante?

El proyecto se encuentra en el segundo año de experimentación, falta un tercero, que se realizará con la vendimia de este año, en el que se pondrá en marcha la elaboración de un nuevo vino con arreglo a los parámetros que se obtuvieron en la añada 2012 y que se obtendrán en la del 2013.

¿Qué destacaríais de lo descubierto hasta ahora?

Que se obtiene mayor extracción de aromas primarios, los que identifican la variedad, cuanto mayor es el tiempo de maceración. Además catando en una misma época, las dos añadas, se ve que las que despuntan son las de 4, 8  y 12 horas de criomaceración. Una vez catado el vino, con un año en botella, los tiempos óptimos de maceración parece que cambian desde el punto de vista de la cata degustativa (según el panel de cata). Por lo que quizás el vino que se elabore al final del estudio, para el mercado, tendrá que definirse pensando en  el tiempo que éste va a permanecer en botella. Habrá que esperar la cata de la añada 2013.

¿Notáis que los distribuidores, y el consumidor final, responden mejor ante los godellos o sigue siendo necesaria una labor de apostolado?

Los distribuidores y prescriptores cada vez hablan más de la variedad, e incluso el consumidor final lo conoce un poco más. Pero quizás falta una labor de promoción más intensa de cara al consumidor final. El godello es conocido pero no lo suficiente y además sobre todo falta promocionar más el “terruño valdeorrés” que le aporta unas características específicas y peculiares. Tenemos que generar un conocimiento en el consumidor que a su vez nos lleve a que el mercado demande godello valdeorrés sin dudarlo.

¿Sigue siendo la comercialización el caballo de batalla de nuestros vinos?

Siempre. El comercio va en función de la demanda y además hay que pensar que el consumidor cambia de gustos con los años y que hay consumidores que se están iniciando en el mundo del vino. En Valdeorras sigue siendo una asignatura pendiente y no hay que olvidarse de estar presentes continuamente para que los “viejos” y nuevos consumidores nos demanden, ya que sin ellos el mundo del vino no funciona. Como decía Horacio Fernández Presa -“si dentro de 50 años no estamos aquí no habremos hecho vino”- porque éste se hace en la viña, en la bodega y en la sociedad.

¿Tenéis datos sobre la exportación al extranjero de vuestros vinos? ¿Y del consumo en otras zonas de la península?

En cuanto a cifras, en nuestro caso, el 21% es exportación y el 79% mercado nacional, según los últimos datos que manejamos. Los mercados exteriores más importantes son el americano, canadiense e inglés. En cuanto a mercado nacional el 68% se consume entre Galicia, Madrid, Andalucía, Asturias y Cataluña.

En una perspectiva general… ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta vuestra bodega?

Tal como decía anteriormente, conseguir llegar al mayor número de consumidores finales, tanto en darnos a conocer como tener la logística adecuada para servirlos.

Vuestras instalaciones en Xagoaza están abiertas a visitas tras petición . ¿Tiene respuesta real el enoturismo o es más una ilusión con más voluntad que resultados?

En otras zonas de España se está demostrando que es la mejor manera de llegar al consumidor final y además lograr aumentar las ventas. Creo que el mensaje que se transmite boca-oreja es una de las campañas de publicidad más efectiva que puedas lograr. La historia de cada una de ellas y su origen es su mejor reclamo y aunque en Valdeorras estamos empezando, los resultados son positivos, porque tenemos constatación de que el que nos visita se convierte en un consumidor fiel y en un prescriptor fiable para su entorno. Quien mejor que tú mismo para contar tu propia historia.

¿Cuál es vuestra visión general de la situación de la D.O. Valdeorras?

Aunque contamos con una de las DO´s más antiguas de España, curiosamente es la más desconocida, a pesar de ser la abanderada en el godello. Nos queda, creo, mucho trabajo para llegar a nuestros objetivos. Hacemos unos grandes vinos, reconocidos por los prescriptores de todo el mundo, pero sigo insistiendo en que el consumidor final no asocia nuestro godello con Valdeorras. Estamos en un punto crítico en el que otras zonas pueden llegar a apropiarse de nuestra variedad godello.

Comparte...