JOSÉ ANTONIO FEIJÓO, SOBRE EL COMERCIO DE LICORES SIN ETIQUETAR: «SON UNOS DELINCUENTES Y UNOS DEFRAUDADORES Y LOS QUE CONFÍEN EN ELLOS TIENEN QUE SABER A LO QUE SE EXPONEN»

JOSÉ ANTONIO FEIJÓO, SOBRE EL COMERCIO DE LICORES SIN ETIQUETAR: «SON UNOS DELINCUENTES Y UNOS DEFRAUDADORES Y LOS QUE CONFÍEN EN ELLOS TIENEN QUE SABER A LO QUE SE EXPONEN»

José Antonio Feijóo es el presidente del Consejo Regulador de los Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia desde el pasado verano, procede del Laboratorio Agrario y Fitopatológico de Galicia.

El Consejo cuenta con un nuevo reglamento que va cumplir un nuevo año. Calificó en el 2011 un total de 215.275 litros de los distintos destilados que ampara, un descenso del 20% con respecto al 2010, con 288.255 litros. Estas cifras se tradujeron en la emisión de 339.000 contraetiquetas.

El ente certificador tiene 155 empresas inscritas, de las que 131 son productoras de bagazo. Además hay 31 empresas inscritas en el registro de destiladores, otras 38 elaboradoras/embotelladoras y 75 empresas que comercializan sus productos.

Año Litros calificados Contraetiquetas
2009 255.152 litros 351.374 contraetiquetas
2010 288.255 litros 424.501 contraetiquetas
2011 215.275 litros 339.140 contraetiquetas

Estamos, pues, en un buen momento para preguntar por la realidad del sector con José Antonio Feijóo.

¿Qué riesgos para el consumidor puede suponer el consumo de aguardientes y licores sin etiquetar y, por lo tanto, sin control?

El consumidor y los hosteleros tienen que tener presente que los que se dedican al comercio de esos productos son unos delincuentes y unos defraudadores y, por lo tanto, los que confíen en ellos tienen que saber a lo que se están exponiendo. En septiembre del pasado año hubo un envenenamiento masivo por vodka y ron elaborados con metanol en distintos países, eso mismo puede pasar aquí en cualquier momento.

¿Qué ventajas supone para el consumidor el aguardiente amparado por el consejo regulador frente a otros aguardientes, gallegas o, no etiquetadas pero sin ese amparo?

La ventaja más evidente es la calidad de la bebida, nuestros aguardientes y licores están sometidos a un estricto control analítico y organoléptico que garantiza unos parámetros de calidad muy exigentes además de garantizar el origen de las bebidas. Los nuestros son aguardientes y licores gallegos, los otros juegan a confusión poniendo en las etiquetas «elaborado en Galicia», pero no son gallegos.

¿Es cierto que los aguardientes gallegos son los únicos españoles que pueden estar amparados por un consejo regulador? ¿De ser así, cuál es el motivo?

Actualmente Galicia es la única región española que tiene reconocido su derecho a la protección del aguardiente de bagazo gracias al reconocimiento de su tradición de elaboración en todo el territorio gallego. La destilación de los bagazos unida a la elaboración del vino tiene en Galicia huellas que datan de los siglos XVI y XVII. No obstante no será hasta 1989 cuando se establezcan las normas generales relativas a definición, designación y presentación de estas bebidas espirituosas. En este primer reglamento se reconocen a nivel europeo los aguardientes y licores gallegos al mismo nivel que los marcs franceses, las grappas italianas, las bagaçeiras portuguesas y los tsipouros griegos.

¿Hay alguna garantía de que todo el aguardiente que se etiqueta como tal, sin estar amparado por el consejo regulador, procede de bagazo de uva?
No hay ninguna garantía, la mayoria de los aguardientes que se comercializan están elaborados con algo de aguardiente y alcohol etílico. El consumidor debería probar los aguardientes amparados y comparar con los de otras procedencias, la diferencia es evidente.

¿Por qué se autorizó el empleo de alcohol etílico de origen agrícola en el licor de hierbas y en el licor café? ¿En qué porcentaje puede estar ese alcohol y cal es el mínimo de aguardiente de bagazo gallego? ¿Supone esto permitir el empleo de alcohol de remolacha, por ejemplo, en esos licores?
Se permitió para poder acceder a un mayor número de consumidores a los que acostumbramos a unos productos elaborados casi sin aguardiente y había que recorrer el camino inverso. La mayor parte de las destilerías acogidas a este consejo regulador elaboran los licores con aguardiente o con porcentajes muy elevados de aguardiente y creemos que ese es el camino que debemos seguir.

¿Cuál es el motivo de que otros licores tradicionales, como el de guindas o el cilantro, no estén incluidos en el reglamento?

Vamos a incluirlos, espero que en un futuro próximo, pero tenemos que reformar el Reglamento.

El afán del Consejo desde que nació es la lucha contra los productos sin etiquetar que se venden entre particulares pero también en la hostelería. Es una batalla larga pero … ¿se produjeron avances?

Yo creo que no, cada vez está más extendida la costumbre de ofrecer un «chupito» de un aguardiente o licor infame, que no se cobra porque el coste para el hostelero es mínimo. Y eso ya nos debe dar una idea de la calidad real de esa bebida.

¿A qué cree que es debido la diferencia de consideración entre una etiqueta para D.O. de vinos y otra para destilados?

Siempre se dijo que con los licores y aguardientes iba a pasar el mismo que con los vinos, a nadie se le ocurre poner encima de una mesa, salvo raras excepciones, un vino sin etiquetar o sin D.O. y además decir que como es «casero» es de mejor calidad. ¿Por qué pasa esto con los aguardientes y licores? No lo sabemos con exactitud, pero la difusión en hostelería de los aguardientes y licores ilegales o legales pero en garrafas de volumen elevado, el trasvase a botellas sin etiqueta y el poco sentido común que demostramos al beber algo que nos ofrecen como casero y es un engaño claro, junto con la poca eficacia de la Administración a la hora de eliminar esas prácticas es lo que nos condujo a la situación actual.

¿Cuáles son los próximos objetivos del Consejo?

1.- Movilizar la Administración para que luche de forma eficaz contra los licores y aguardientes ilegales.
2.- Implantar en el consumidor el conocimiento del que es un aguardiente o licor amparado y los riesgos que asume consumiendo productos sin control.
3.- Aumentar el volumen amparado y los tipos de licores.
4.- Racionalizar el control de nuestros aguardientes y licores, que actualmente es excesivamente costoso, sin menoscabo del control de la calidad

Comparte...