Jesús Quintá (IGP Castaña de Galicia): “Están haciéndose nuevas plantaciones con criterios profesionalizados”

Jesús Quintá (IGP Castaña de Galicia): “Están haciéndose nuevas plantaciones con criterios profesionalizados”

El presidente de la IGP Castaña de Galicia nos apunta algunos de los retos y oportunidades que tiene el sector de la castaña y qué papel puede jugar como producto gastronómico de calidad

Galicia posee una riqueza en los montes que pasa bastante desapercibida, la castaña. Ahora que se acercan noviembre y Santos echamos la vista a nuestros castaños, pero la castaña no so es para tomar cruda o asada… además, la castaña es una oportunidad para el desarrollo de nuestro medio rural. La Indicación Geográfica Protegida Castaña de Galicia trabaja desde 2009 para ponerla en vigor. El presidente de su Consejo Regulador es Jesús Quintá.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta el sector de la castaña en Galicia?

El despoblamiento y envejecimiento de la población de las zonas productoras de castaña con el consiguiente abandono de los montes que hacen que la materia prima disminuya y pierda calidad, la mezcla de variedades, el minifundio existente y la falta de producciones profesionales y homogéneas y con variedades de alto valor económico, unido a las enfermedades y plagas como el cáncer, la tinta y la avispa hacen que el sector esté demandando apoyos en formación, información e intervenciones directas tanto de los agentes implicados como de la Administración.

¿Tener más de 80 variedades es un hándicap para la explotación comercial o transformación?

Tener más de 80 variedades autóctonas es un beneficio si lo consideramos desde el punto de vista de la diversidad varietal y adaptabilidad a las distintas áreas geográficas, pero se convierte en un hándicap si no somos capaces de separarlas en lotes homogéneos para su comercialización; puesto que la industria necesita que el pelado sea fácil y, para la elaboración, que el producto tenga las mismas características de textura, dureza, tamaño, etc.

¿Y con que oportunidades cuenta?

Las oportunidades son muchas pero destacaré que estamos hablando de Galicia qué representa más del 50% de la producción de España, dónde se asienta a casi totalidad de la industria de transformación del Estado y que hoy tenemos la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Castaña de Galicia como elemento de diferenciación y de protección del sector. La IGP no se dio a Galicia porque sí, sino en reconocimiento a una historia y una calidad reconocida en los mercados nacionales e internacionales, por algo es la única marca de calidad en castañas reconocida por la UE en España.

¿Aumenta la explotación de los castaños en Galicia o sigue siendo una riqueza muy desaprovechada?

En estos últimos años estamos recuperando áreas que habían sido abandonadas como consecuencia del envejecimiento y despoblamiento del rural gallego, fundamentalmente en las zonas de montaña interior que es donde se asientan las principales masas de castaño. También estamos detectando mayor interés de los particulares por poner a producir tierras abandonadas, de esta manera están haciéndose nuevas plantaciones con criterios profesionalizados y que dentro de poco estarán dando producciones de importancia.

Metiéndonos en el terreno gastronómico. ¿Ven nuestros cocineros las capacidades que tiene la castaña como centro o complemento de platos?

Por supuesto que sí, de hecho estamos teniendo un incremento progresivo de solicitudes de colaboración con Hostelería y Restauración en toda España. Esto para nosotros representa una gran satisfacción puesto que hasta hace poco el consumo de castaña era algo anecdótico, excepto en la época de producción. Hoy ya saben que se puede consumir la castaña en cualquiera de las épocas del año.

¿Somos demasiado proclives a prepararla asada y cocida, marginando otras maneras de preparar la castaña?

A nivel de consumo familiar es posible que su uso sea un poco reducido a asar y cocer la castaña, pero si hablamos de los restauradores estamos observando que cada vez se hacen más diversidad de presentaciones, entrantes, postres, con carne, pescados, frutos … Tenemos que continuar haciendo presentaciones desde la IGP con los cocineros, animar a las amas de casa la que cocinen, tanto en dulce como en salado, platos con castaña, se sorprenderán gratamente.

Usted ha apuntado que la rentabilidad de la producción de castaña es de las más altas en el sector primario. ¿En qué se basa? ¿Puede indicarnos alguna cifra al respecto?

Se basan en las cifras que manejan productores con plantaciones bien dimensionados a las que le dedican cierto observación y cuidados. Cuando estas plantaciones están en plena producción estamos hablando de rendimientos nietos superiores a 6.000 euros/hectárea/año, con el añadido del tiempo libre que le deja al productor.

Poniéndose en la piel de algún posible emprendedor. ¿Por donde debe comenzar? ¿Cuánto tiempo cuesta poner en marcha una explotación y cuantas hectáreas precisa para poder comenzar rentable? ¿Con qué ayudas puede contar?

Primero debe hacer una buena planificación y obtener planta de calidad adaptada su zona geográfica. El terreno debe ser adecentado para la planta y debemos dedicarle unos cuidados mínimos. No tiene mucho más, piense qué Galicia es tierra de castaños, no estamos hablando de introducir especies foráneas. No hay una superficie mínima para que comience a ser rentable puesto que la rentabilidad de la inversión está asegurada desde superficies bajas, otra cosa es si pensamos tener una producción como actividad principal de obtención de la renta familiar o como complementaria de la misma. Como antes comenté si obtenemos un rendimiento de, como mínimo, 6.000€/hectárea/año cada uno puede hacer las cuentas para conseguir objetivos más o menos ambiciosos.

¿En qué líneas se trabaja desde el Consejo Regulador?

Además de gestionar los registros, garantizar la trazabilidad a través de la certificación por parte del INGACAL y promocionar el producto, que son las funciones básicas del CR, estamos colaborando en proyectos y estudios que tengan como objetivos la mejora de la planta, la caracterización varietal, la selección de polinizadores y las ayudas para mejoras del sector.

En Galicia tenemos empresas asentadas, como Alibós que Usted preside. ¿Cómo ve el sector transformador?
El sector transformador es el más importante del Estado y de los principales de Europa, pero enfrentara una carencia de materia prima que tiene que suplir con la importación de otras zonas de España o incluso del extranjero. También debemos hacer un esfuerzo para trasladar al productor nuestros criterios de calidad de producto, además de la calidad organoléptica, como son la facilidad de pelado, bajo tabicado, lotes homogéneos … todo esto repercutirá en beneficio de todos.

Por otro lado, el bajo consumo de producto transformado en nuestra Comunidad y en el resto de España es un problema para el sector, ya que se ha perdido el habito de comer castaña acompañando a nuestros platos buena parte del año, dependiendo cada vez más de la exportación.

Comparte...