La cocina gallega protagoniza un nuevo desembarco en Madrid

La cocina gallega protagoniza un nuevo desembarco en Madrid

Flavio Morganti, Abastos 2.0 o Casa Solla se unen al auge de la cocina atlántica en la capital, donde lo gallego está de moda

La restauración gallega ha estado presente en Madrid desde hace décadas pero sin duda 2015 se cierra con un importante desembarco de una cocina gallega que llega a la capital para demostrar su calidad, producto y destreza en los fogones. Este año la cocina atlántica está en auge más que nunca en la capital, tal y como venimos informando desde Benbo. Echando la vista atrás y haciendo un pequeño repaso, la cocina atlántica está en auge más que nunca en la capital, especialmente en estos últimos meses.

Pepe Solla, Abastos 2.0 o Flavio Morganti son los últimos chefs que han decidido dar el salto a Madrid de forma estable, pero no debemos olvidar la cocina atlántica de Iván Domínguez, al cargo del restaurante Alabaster desde 2014 y el reciente espaldarazo con la estrella al Lúa del carballiñés Manuel Domínguez, asentado en Madrid desde 2005, una cocina plenamente de autor y de producto que hunde sus raíces en la gastronomía gallega y a la que le dedicamos nuestra sección Diáspora del número 2 de la revista Benbo con un reportaje elaborado por Marta Fernández Guadaño.

Pero fue el gallego-italiano Flavio Morganti el primero de este nuevo resurgir gallego en Madrid. En mayo abría en Chueca PuraVaca, su nuevo proyecto en colaboración con el carnicero vasco Luis Miguel Garayar y el publicista José Domingo, un restaurante con una carta basada exclusivamente en el vacuno, desde los entrantes hasta el postre. A finales de ese mismo mes los cocineros de Abastos 2,0, Iago Pazos y Marcos Cerqueiro hacían su primera incursión seria en Madrid con su [barra] Atlántica en The Table By (Fuera de carta) del hotel Urso con la que acercaron su cocina informal y divertida basada también en el mar, en los productos de calidad y en un trato cercano con el cliente. Tal fue el éxito cosechado por la iniciativa que Urso repitió con Abastos 2.0 para cerrar temporada y para 2016  comenzará temporada también con la cocina gallega, esta vez de la mano de Javier Olleros, que el el 13 y 14 de enero acercará la carta de Culler de Pau a Madrid.

El ensayo de Abastos 2.0 tomó forma definitiva en noviembre con la apertura, también en Chueca, de Barra Atlántica Madrid, que ellos mismos definen como una neomarisquería en la que ofertan tres espacios diferentes para disfrutar de su cocina y su producto. Poco tiempo antes, a mediados de octubre, Pepe Solla establecía su Atlántico Casa de Comidas en la calle Velázquez, para llevar los sabores de la cocina gallega hasta esta ciudad de la mano de Lucía Lema como jefa de cocina al frente de un equipo formado en Casa Solla. Un nuevo proyecto que lleva los principios y la cocina de Poio a Madrid, y donde no faltan el bonito, las navajas, el pulpo, las merluza, sus clásicas empanadas o las carnes gallegas, primando ingrediente sobre elaboración y siguiendo el estilo de Casa Solla pero de forma más sencilla.

Diferente ADN y cocina de autor para cada uno de los proyectos, pero todos ellos tocados por el concepto tradicional de taberna o casa de comida y la comunión con la cocina atlántica, el concepto que triunfa en la gastronomía madrileña.

Comparte...